007 Parte docente para el profesor

              anterior    INDICE   siguiente

Libro: TAI CHI CHUAN Yang Unificado e Integral - Volumen 1 : Nivel esencial de Tai Chi y Chi Kung por Juan Valero




ANTES DE COMENZAR LAS CLASES 

1.- Busca un lugar tranquilo, limpio y de aspecto relajan

2.- Pon posters con fotos tuyas, de los maestros y compañeros para crear ambiente y motivar a los nuevos practicante. Las personas necesitan ver referencias de lo que van a hacer.

3.- Pon la música para la clase 

4.- No es necesario ir uniformados para la practica del Tai Chi Chuan pero si comprueba que lleven ropa cómoda y zapatos adecuados.

5.- El profesor o facilitador del primer Duan, si que ha de vestir adecuadamente con pantalón deportivo negro, camiseta blanca, gris o negra con logo del grupo formativo al que pertenece para dar imagen de capacidad formativa y aprendizaje, aunque ocasionalmente pueda dar la clase con ropa de calle para dar a entender que lo importante es lo que se practica, no el aspecto. Es decir, “el hábito no hace al monje, pero el monje suele llevar hábito porque se siente mejor en su practica”

6.- Poner el CD del Primer Duan, ayuda a evitar charlas en clase. A clase se viene a aprender, en casa o en el parque a practicar y las preguntas por correo no en clase, porque se corta el proceso y van en aumento, solo permitir si son sobre lo que estás explicando en ese momento.

7.- Al inicio y final de temporada haz un taller para memorizar lo que habéis practicado en el semestre ya que cada uno de los asistentes va a un ritmo diferente y con estos talleres les da la oportunidad pa todos para se pongan al mismo nivel. 

8.- Antes y después de las clases muestraté amigable, pero durante la clase practica con liderazgo paternal, amable pero inflexible. Tus palabras has de ser con tono musical, como cuando se cuenta en los movimientos, iiiii, arar, saaammm, shiiiiii, etc.

9.- Cuando enseñas, no pienses en los demás, piensa que te estás enseñando a ti mismo, y los demás de copiaran

10.- Tratar a todos los asistentes por igual, pero sabiendo que cada uno es diferente en carácter, en físico, en edad cronología y biológica, en su objetivos y necesidades de lo que quiere aprender de todo lo que tú estás enseñando, etc. 

Por lo tanto, el mejor consejo que te puedo dar es que, cuando enseñes en clase, enseñaté a ti mismo, ten un tiempo para practicar y otro para enseñar. Si realizas siempre la misma forma sea la de 24 o 108, cada día antes de comenzar, comunica el aspecto que todos vamos a prestar atención: un día en los movimientos de los pies, otro en los movimientos de los brazos, otro en armonizar piernas, brazos y caderas, otro en la respiración, otro en la relajación, otro en el fang song y fang kai de cada movimiento, otro en recoger el chi al tan tien y reenviar a las zonas yang de cada movimiento, otro a diferenciar la parte yin y la parta yang en cada posición, otro al vacío lleno de las piernas, otro a estar en un estado de semi-somnolencia durante la realización de toda la secuencia, otro en no pensar en nada y despreocuparse si sale bien o mal, solo descansar en movimiento, otro a visualizar para que sirve cada movimiento, otro para prestar atención en este o aquel detalle en los giros, en las patadas, en los empujes, etc...

.. Es decir, cada día una sola cosa, al cabo de un año, los practicantes habrán perfeccionado tantos detalles como días han practicado. Los que son más asiduos, habrán perfeccionado más detalles y los que no son tan asiduos no habrán avanzado tanto, pero para ti te es igual, cada uno va a su ritmo y según sus necesidades. No se puede pretender que todos aprendan al mismo tiempo y al mismo ritmo.

11.- Dale tiempo al tiempo:

-  El primer año lo necesitan para adaptarse al grupo y decidir si es lo que quieren practicar con las personas que desean compartir un tiempo de su vida en clases de tai chi. 

- El segundo año, es de aproximación, ya están integrados en el grupo y aprenden la parte física de los movimientos, aprenden y se corrigen ellos mismos. No puedes corregir todo de todos en una clase. Tú te corriges un detalle y todos se corrigen ese mismo detalle.  Es la etapa del "copy & paste".

- El tercer año, es de perfección, ya conocen las formas que enseñas, la mecánica de las clases, han dejado los hábitos de otros estilos y es cuando puedes dedicar una clase a perfeccionar y corregir, lo puedes hacer una vez al mes, o como talleres especializados de finales de curso, como te sea más practico. 

- El cuarto año: El practicante ya no está pendiente de lo que enseñas, ya lo sabe, está pendiente de cómo desarrollarlo y perfeccionarlo por si mismo, es cuando llega el trabajo interior de la meditación en movimiento, de enviar sangre y energía con los micro-movimiento a zonas a fortalecer o reparar. etc.

12.- Manten siempre las cinco promesas, respetalas tú y ellos también las respetarán:

Primera: Ser correcto, leal y puntual 
correcto en conducta, leal a tus principios éticos, puntual en clase

Segunda: Abstenerse de procederes violentos 
No permitas en clase ningún tipo de violencia o discriminación

Tercera: Aprender y practicar cada día
Tanto alumnos como profesores tenemos que aprender y practicar cada día dentro de nuestras posibilidades. Aunque sea poco hay que crear el habito de practicar cada día, en cada o en clase, antes de ir al trabajo o antes de ir a la cama.

Cuarta: Respetar para ser respetado 
Se siempre respetuoso con todos y hazte respetar con humildad y sabiduría. En las clases se pueden dar todo tipo de situaciones y una actitud respetuosa permanente hace que cada uno esté en su sitio y en armonía con el entorno. 

Quinta: Enseñar como me ha enseñado a mi. 
Piensa siempre en como te gusta que te enseñen y haz lo propio en tus enseñanzas. Cuando enseñas no lo estás haciendo hacia ellos, lo estás haciendo a hacia ti mismo y tus alumnos se impregnan de como te enseñas. dicho de otro modo, "enseña con el ejemplo"




Decálogo del facilitador
En nuestro centro social no pasamos listas de asistencia ni exámenes 
Más vale asistir a clase cuando se pueda que no asistir"
Es mejor poco que nada
En clase se aprende, en casa se practica
Tenemos toda la vida por delante para perfeccionar
La base del tai chi es paciencia y perseverancia
Disfruta tú y disfrutarán ellos
Aprende de ti mismo y ellos aprenderán de tí
Perfecciona tus movimientos y ellos también lo harán
Se feliz en las clases y ellos también lo serán
Ten un espacio para respetar a los maestros ancestrales


Homenaje y respeto a los maestros ancestrales 
del Tai Chi Chuan estilo Yang
(Nuestro estilo Yang Unificado es la esencia de todos ellos)

          

    anterior    INDICE   siguiente